Crear cuenta


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Si te pusieras a pasar lista enumerando todos y cada uno de los @Cinemascopazo que han tenido lugar, tal vez te sorprendan varias cosas. Uno: nos plantamos ya en la película número 18. Dos: hasta ahora no había sido elegida ninguna con tintes bélicos. Pero esto es Cinemascopazo y no hay misión que no se le pueda confiar. Por ello, no podría ganarse mayores galones que trayendo a los ‘Doce del patíbulo’.

‘The Dirty Dozen’, que es como se llama realmente (ya sabéis de sobra la costumbre de cambiar los títulos porque como éramos tontitos nos lo tenían que dar mascado), esa peli de 1967 donde sinápticamente “hacen voluntarios” a doce condenados del ejército para una misión suicida. En mi caso coincido taaaaanto con @ArturoGCampos, esta película para mí, es peli de padre. De cuando él se hacía dueño y señor del mando de la tele, escogiendo aquello que mejor le pareciese y aprovechando que sólo le acompañaba el pequeñajo de la casa. Sin importar que posiblemente se fuera a quedar soponcio perdido, hacía acopio de su posición de dominio para imponer el “deja esta, que es mu buena niño”. O en su defecto con uno de los primeros DVD que tuvo, un sábado o domingo tonto después de comer se quedaba muy bueno para el “niño pon ‘Doce del patíbulo’ que hay tiros”. El niño acata órdenes y con esa edad acaba viendo otra peli de guerra.

Eso de pequeño, porque ahora como diría mi padre “con pelitos en los huevos”, uno puede ver con otros ojos una misma película y, más que entender muchas más cosas, acaba redescubriendo un peliculón. Todo gentileza de Cinemascopazo. Películas que posiblemente se hacen difíciles escoger en casa, pero que en la pantalla grande se agrandan en proporción. Aún así te animo a que lo hagas en la comodidad del hogar si la tienes olvidada para que flipes por lo pionera que fue. Ya que es de aquí de donde muchos grandes directores se fijaron para hacer cositas como ‘La chaqueta metálica’, ‘Malditos bastardos’, ‘El sargento de hierro’ y porqué no, incluyo también ‘El pelotón chiflado’. Sea por la división en dos secciones con entremiento más la parte de guerra, o simplemente con lo de pelotón suicida ‘Doce del patíbulo’ rompió con el cine bélico que se estiliba desde América. Yankis heróicos frente a los malvados nazis. Y no pretendo quitar culpa a los followers que tenía el del bigote austríaco, más bien es no dejar como angelitos impolutos a los de barras y estrellas.

Aparte, no sabría decir a ciencia cierta si puede ser también pionera en eso de juntar estrellas (de la época) en una peli coral. Lee Marvin es el mayor que tiene que encaudular las motivaciones de los doce presos. Entre los que están Charles Bronson de duro rudo, Telly Savalas de inquietante colgado, John Cassavetes de chulito guaperas, o Donald Sutherland de tolai, pero de los que te caen de puta madre. El resto de “sucios” ya te dan un poquito más igual. Pero por ejemplo, ojalá, deseo muy fuerte que el personaje de Nicholas Cage en ‘Con Air’, el de uno del ejército que de forma accidental le pone a un imbécil el mentón en la nuca y le acarree el encarcelamiento, esté basado en el personaje de Clint Walker (que poco puede envidiar el actual Superman Henry Cavill de sus anchuras). Algo novedoso también fue introducir un personaje negro a la altura del resto, que sería Jim Brown. Si no te suena, ponle cara al pensar el guardaspaldas mazao que trabaja en Las Vegas vestido de egipcio en ‘Mars Attacks!’. Que con la embergadura que tenía normal que se dedicase realmente al fútbol americano, teniendo una buerra carrera en una de las escenas finales. Y la mención especial de George Kennedy, que para mí siempre será el compañero de Leslie Nielsen en los ‘Agárralo como puedas’.

Hablando de fútbol americano, tal vez no hayas visto ‘Equipo a la fuerza’ del buenazo de Keanu, pero también tiene bastante de ‘Doce del patíbulo’. En lo referente de que al principio todos van por su lado, pero con entrenamiento, esfuerzo y una buena dirección, acaban haciendo piña. Esto produce en la peli muchos momentos de camadería con toques de comedia que te ayudan a empatizar con unos personajes que en la mayoría no son puramente blancos.

Pero cuando toca embarrarse, se deja de chuflas. La guerra no es un juego donde todo lo planeado sale a la perfección y en cuanto empiezan con la misión ya te avisa. Y la primera hostia te la llevas con la muerte de uno al saltar en paracaidas. Luego en la misión todo se recrudece un poquito más. Tampoco te voy a destripar la película por si no la has visto. Sí te adelanto que pueda ser la parte donde más notes el paso del tiempo, mayormente por cómo muere la peña. Muchas espresiones de estreñimiento sin rastros de liquído hemoglobínico.

El cómputo general fue que la misión de Cinemascopazo fue un éxito rotundo al volver a conquistar a todos los asistentes con ‘Doce del patíbulo’. Si alguno fue con escepticismo le pasó lo mismo que te pasará a ti cuando te la pongas. Es una orden.

Lo de @MarcosMass es flipante, no sé si sabrá con más de una semana la película, pero el minuto de ‘Doce del patíbulo’ es de los más complejos sin perder un ápice de su humor. Además, ya en la sala 0 con tu #CocaColaMix se hace más disfrutable si cabe.

Para esta edición han contado con el escritor Manel Loureiro (@Manel_Loureiro). Aparte de escribir en diferentes medios, tal vez te pueda interesar su ‘Apocalipsis Z’ o la reciente ‘Veinte’. Pero primero te pones con este Cinemascopazo, porque ya sólo con la anécdota de su abuelo a lo Alfredo Landa o Paco Martínez Soria siendo condecorado por un alto cargo alemán en la vieja URSS, merece mucho la pena. Además resulta muy gracioso como Manel con @JuanGomezJurado casi consiguen desquiciar a Arturo.

Y el añadido de siempre, el programa despliega un ataque de datos y curiosidades que dejarán en ti un rastro de: “no tenía ni idea”. Empezando por su director Robert Aldrich, y continuando por quién le habían ofrecido el papel de Lee Marvin. Detalles del decorado final a prueba de bombas o  que si se tomaron ciertas licencias para las armas. Debates sobre el dilema ético antibelicista, implicaciones de los personajes y muchas cositas más. Con este Cinemascopazo es el mejor momento para volver echar una tarde de finde junto a tu padre y volver a disfrutar de un peliculón, a disfrutar de ‘Doce del patíbulo’.