Crear cuenta


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Sería un terrible asesino… si se acordara…

Henry es un brutal asesino que, tras recibir un disparo, se queda como la mayoría de los militantes del PP: con amnesia total. Y, como no recuerda nada de su vida anterior, tendrá que volver a aprender a asesinar. Por suerte, Henry cuenta con la ayuda de su familia, que le enseñará de nuevo a buscar a sus víctimas, a matarlas y a deshacerse de los cadáveres.

Se trata de la primera película gore-sensiblera de la historia, que nos enseña la importancia de la familia y la amistad, mientras nos revuelve las tripas. Especialmente emotiva es la escena en que Rachel, su hija pequeña, enseña a Henry a degollar a una prostituta:

Rachel: “Puñalada grande, puñalada menuda, sólo esperemos que la poli no acuda.”
Henry: “¿Dónde aprendiste a hacerlo?”
Rachel: “Me lo enseñaste tú…”

En un principio iban a contratar a Michael Rooker, que es un señor que ha hecho de malo en todas la series de televisión del mundo, menos en “Aquí no hay quien viva”. Pero tenía mucho lío y se tuvieron que conformar con Harrison Ford.

Hacer Comentario