Westworld: ¿Otra vez Perdidos?

¿Qué mejor forma de empezar el año que haciendo un maratón de una de las series más impactantes del 2016? Armado con los restos de la cena de Nochevieja, equipado con los abreojos de la Naranja Mecánica, ayudado por un bidón de colirio y engalanado con unos pañales ultra-absorbentes para no tener que levantarme en las aproximadamente diez horas que duraría el evento, me lancé a la tarea…

Teníamos un mal presentimiento

Hace un par de meses viví una peculiar polémica que se desarrolló en un centro educativo de nuestra geografía, cuando los alumnos de una clase del mismo decidieron colocar una imagen de Felipe VI coronando su aula. Se produjo un interesante debate sobre la conveniencia del homenaje a nuestro monarca y algunos alumnos de mi tutoría me sugirieron seguir el ejemplo de sus compañeros. Yo me negué cordialmente (prometo que no fue porque tuviese acceso privilegiado a su discurso de Navidad).

Rogue One: Una escoria de Star Wars

Recientemente he tenido la suerte de acudir a un simposio sobre la innatez (o innatitud) del espíritu hater. Los mayores expertos de Europa debatieron durante horas sobre el transcendental concepto de si un hater nace o se hace. No llegaron a ninguna conclusión definitiva, y postergaron la decisión final para el congreso que habrá de celebrarse en enero de 2018 en Tallahassee.

Vaya semanita

Esta semana he ejercido los poderes malignos que se otorgan a todo profesor del planeta, mandando deberes a todos mis alumnos. Sé que no supone una afirmación extraordinario, ni siquiera sorprendente, y, por tanto, es una extraña manera de empezar a escribir un post para Frikimalismo.

El Despertar de Star Wars

Otra vez la oscuridad expectante, de nuevo la carne de gallina y los pelos como escarpias, de vuelta los nervios y la esperanza… Ahí está: Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana, el fondo estrellado, el apoteósico comienzo de la banda sonora, las letras amarillas… qué os voy a contar…

Adiós al más grande soñador

La primera vez que no fui a ver a Les Luthiers fue en noviembre del año 93. En realidad miento, como casi siempre. No había ido a verles muchas otras veces. Pero aquella fue mi primera ya como converso a la causa.