Crear cuenta


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Star Wars por… ¡Peeedrooo! (galería)

Hay una cosa que muy poca gente sabe. Bueno, en realidad hay muchas cosas que muy poca gente sabe, pero una de ellas es que Pedro Almodóvar estuvo a punto de dirigir las películas de “Star Wars”.

La idea original de la saga es en realidad del manchego, y George Lucas se la robó vilmente cuando estuvo de vacaciones en Ciudad Real. Del mismo modo que Michael Jackson le robó “Thriller” al pobre Luixy Toledo. Un saludo, Luixy. Sabemos que tienes razón.

¿Y cómo lo hizo? Pues aprovechó el asombroso parecido físico entre ambos. No me digáis que no: los dos tienen el pelo blanco, la cabeza gorda y más papada que el Rey Juan Carlos. Bueno, a lo mejor en esto último he exagerado… nadie tiene más papada que el Rey Juan Carlos. El caso es que Lucas se hizo pasar por Almodóvar y se metió en su casa para robar los guiones. Pero no le dio tiempo a cogerlo todo, y se dejó algunas partes, así que tuvo que rellenar los huecos con mierdas como lo de los Ewoks o los Gungan.

Pero, volviendo a lo que nos ocupa: ¿cómo habría sido “Star Wars” si la hubiese hecho su genuino creador? Pues muchísimo mejor. En serio.

Por ejemplo, los actores. La Princesa Leia habría sido Chus Lampreave, o Miguel Bosé…

Han Solo habría sido gay (o bisexual, o transexual, o las tres cosas) y se habría liado con Luke (o con Chewbacca, o con Yoda, o con los tres a la vez).

Y la música. No habríamos conocido la partitura de John Williams. ¿Y qué? Siempre podríamos escuchar la de “Superman” que se parece mucho. En su lugar habríamos visto a Darth Vader caminar a ritmo de pasodoble, o a Luke entrar en el palacio de Jabba cantando eso de “Volver con la frente marchita…” Mucho mejor, ¿no?

Hasta los títulos habrían sido mejores. No me digáis que no os molaría ir a ver “Obi-Wan, Qui-Gon y otros Jedis del montón”. A mí sí.

Y los carteles. Todos estamos de acuerdo en que los carteles de ¡Peeedrooo! molan mucho. Quizás porque no los hace él.

Estáis flipando con todo esto, ¿verdad? Yo también me quedé flipado cuando me lo inventé.

Hacer Comentario