Crear cuenta


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Estamos empezando octubre y eso implica que poco a poco nos vamos acercando a Halloween, la noche más terrorífica del año. Podemos ver como los cines y la televisión poco a poco dejan paso a películas de terror. El resplandor, Psicosis, Múltiple, American Psycho, Misery… son películas que comparten algo más que el género de terror, en todas ellas el protagonista tiene alguna enfermedad mental.

El artículo contiene spoiler sobre la película Psicosis.

El uso de trastornos mentales dentro del cine es bastante común, generalmente para lucrarse de estos. Las enfermedades mentales suelen estar mal explicadas y promueven estereotipos sobre estas. El cine de terror es uno de los mayores precursores de este fenómenos, debido que para darle una vuelta de tuerca a la película y mostrar un final “inesperado”, otorgan al protagonista de una enfermedad.

Películas como Múltiple te muestran un Trastorno de la Personalidad Múltiple en el que el afectado tiene personalidades malvadas que quieren matar a todo el que se acerque. En otras como Martyrs o Cisne Negro muestran una visión de la esquizofrenia sangrienta, utilizándola para mostrar un final impactante. Siempre el afectado por el trastorno es el malo, el asesino o el secuestrador, y la enfermedad es la que explica que haya maldad en el personaje. 

Un ejemplo sería Psicosis, la película de Alfred Hitchcock. En esta película justifican los asesinatos del personaje alegando que tiene Trastorno de Personalidad Múltiple. Aquí muestran a un chico nervioso pero inocente que, cuando aparece su enfe
rmedad, se vuelve violento y sádico. En esta película promueven el esteriotipo de que en este trastorno el resto de personalidades son salvajes y sádicas, y su único propósito es matar.

En lo referente a Psicosis, a parte de formentar prejuicios, también dan un diagnóstico cuestionable, donde se ve que los síntomas del protagonista cuadran más en un cuadro esquizofrénico. Pero, todo hay que decirlo, el Trastorno de Personalidad Múltiple es una enfermedad que suena mejor y da más juego.

Por lo tanto, el género de terror está promoviendo la desinformación y la expansión de estereotipos dañinos, que afecta a más gente de la que creemos. Nos da a entender que una persona es malvada porque ha sufrido un trauma en el pasado o porque tiene una enfermedad mental aterradora. Justifican actos horribles y, asimismo, crean prejuicios basados en hechos ficticios.