Crear cuenta


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

¿Dónde comienza la historia de ‘Civil War II’? Básicamente con una de las mayores asambleas de ‘Vengadores’ desde que estrenamos universo.

El texto contiene SPOILERS

Todos estuvieron, todos los celebraron y es ahí cuando se presenta el problema. Siguiendo con la obsesión que tiene Marvel por meter a los ‘Inhumanos’ en todo, se nos presenta a Ulises; Un Inhumano capaz de ver el futuro inmediato y apocalíptico y que da el aviso del peligro inminente. Con él se presenta un debate que ya hemos tenido varias veces: ¿actuar antes de que pase y evitarlo o aceptar que el futuro es incierto y ambiguo?

Donde la Coronel Devers (Capitana Marvel) ve una herramienta para poder proteger y ayudar a evitar el mayor antes de que pase, Stark ve una amenaza inminente que es cuestión de tiempo que nos explote a todos en la cara. Porque, siendo totalmente sinceros, ni siquiera el mismo Ulises entiende sus poderes ni como funcionan. Si a eso le sumas que ni Jean Grey, una de las mutantes telepatas más poderosas del universo marvel, no puede leer su mente ni sus poderes, esto hace que Ulises sea aún más inexplicable. Entonces, ¿es prudente poner algo tan importante en manos de alguien que ni siquiera entiende las dimensiones de su poder?

Es aquí donde entra la Capitana Marvel. Dado que Stark hoy está a otras cosas, ella será nuestra villana. Por un motivo que aún no he entendido todavía, Denvers se cree con el derecho de usar a Ulisses con todo el peso y la fuerza que proporcionan la ley. Decide que las visiones serán inevitables, 100% certeras y que es un deber y una obligación actuar lo antes posible. Aunque eso conlleve irrumpir en los sitios sin ninguna preparación, sin ningún plan y brillante ideas como poner a un humano a luchar contra Thanos. Entendemos porque Denvers quiere hacer esto. Quiere ayudar, quiere evitar el fuego antes de que se encienda y ayudar a los demás. Pero hay un muy delgada línea entre querer ayudar e imponer tus decisiones basadas en algo que ni siquiera sabemos como funciona porque tú creas que es lo correcto. Es una línea tan delgada como proponer
algo e imponer una orden. Porque ella ahora es la ley, y cualquiera que se interponga o lleve la contraria será tratado como un ignorante y un criminal que debe ser apartado del medio sin contemplaciones.


Es aquí donde entra Stark. El visionario, el hombre que todo lo sabe, el hombre que es siete veces más listo que tú. El hombre que nos llevó a la primera ‘Civil war’ por creerse con derecho a crear de su opinión una ley y desatar una caza de brujas si no le das la razón. Pero ante todo, un hombre de ciencia. Bajo términos cuestionables, descubre que las visiones de Ulisses son de una probabilidad entre diez. Expone el tema ante sus compañeros, porque suponemos que algo aprendió de la última vez, y hace un alegato de porque esto es tan mala idea. Aún así, Denvers no da su brazo a torcer y es aquí cuando una vez más, alguien se cree con derecho de ejecutar sus normas porque el resto son una panda de ignorantes. No dejará algo tan importante en manos de una probabilidad entre diez ni dejara a Denvers decidir por el resto de humanidad lo que deberíamos hacer o no. Porque aunque intentó evitarlo, no dejará que no se tenga en cuenta su opinión ni lo que él cree que es correcto.

Y eso es la gran excusa que usan ambos; la excusa de “me he vuelto una dictadora para proteger, y la excusa de me he vuelto un terrorista porque preservar el futuro”. Denvers es una mujer que siempre ha cargando un gran manto y un gran legado, lo que siempre le ha hecho sentirse de menos y necesitar el reconocimiento que dicho manto requiere. Aunque conseguir ese reconimiento conlleve volverse una dictadora que encierra a gente por cosas que aún no han pasado, porque siente que este es el momento que lleva esperando tanto tiempo y es su deber aprovecharlo. Stark, como todos bien sabemos, es demasiado arrogante para aceptar algo que no sea lo que él cree que está bien. Aunque ello conlleve volverse un terrorista y volver a tener una Civil war. Porque si alguien no le dá la razón, es un ignorante y es su deber es demostrar que se equivoca, pese
a quien le pese o muera quien muera.


Así que ni proteger ni preservar. Todo gira en torno a dos personas con demasiado ego que harán todo lo posible para demostrar que ellos tienen razón. Que ellos están haciendo lo correcto aunque se tengan que llevar a quien sea por delante, aunque aquello signifique olvidar tu responsabilidad como heróe y aunque esto deje el terreno libre a Hydra para dar un golpe de estado. Un evento que en su día me pareció un poco flojo, hasta que entendí que era el preludio de ‘Secret empire’.

Así que aconsejo leerlo no como un evento aislado, más bien como la road a ‘Secret empire’. Lo que le da un mayor toque y más sentido.