Crear cuenta


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Llegó la última semana de julio, y con ella el último @Cinemascopazo. Después de nueve películas llevando a cientos de personas al cine gratis no podían cerrar de mejor manera que llevando una que es un homenaje a lo impensable. @JuanGomezJurado y @ArturoGCampos hicieron Cinemascopazo por imposible. Ellos emularon a Spielberg y Zemeckis cuando se decía que ‘¿Quién engañó a Roger Rabbit?’ era imposible. Precisamente, por ello lo hicieron realidad.

En un momento donde la animación americana no es que estuviera pasando por sus mejores momentos, fue en 1988 cuando gracias a ‘Quién engañó a Roger Rabbit’ hubo un punto de inflexión en el género. Y no fue fácil que digamos. En su momento fue la película más cara de la historia con los títulos de crédito de más larga duración, y también la primera que solapaba actores de carne y hueso con personajes de animación prácticamente durante todo el film. El reto no podría haber sido mayor, por aquel entonces lo de los fondos verdes y el CGI todavía no se empleaban mucho y ya no es sólo por la producción en sí, o la postproducción, sino por la inexpereciencia de los actores a la hora de actuar con personajes que no se encontraban presentes. Que se lo digan a Bob Hoskins que al acabar el rodaje tuvo que tomarse un tiempecito para despejarse la cabeza.Y tal vez alguna secuela le dejaría si acabó haciendo ese peliculón de ‘Super Mario Bros’ con Leguizamo.

Ambientada en un Los Ángeles hipotético donde los dibujos animados cohabitan con las personitas de verdad, te sorprenderá ver en una misma escena al pato Lucas picándose al piano con Donald. Y es que pon tú de acuerdo a la Warner y a la Disney para que te presten sus personajes, a ver si lo consigues. Ambas cedieron con la condición de que ninguno de los personajes de la adversaria sobresaliese más y si te fijas, los patos, o el conejo y el ratón prácticamente hacen lo mismo, el mismo tiempo en pantalla.

Pero para la que la película funcionase, necesitaban a un pesonaje nuevo animado que no desequilibrara la balanza. Ahí entra Roger Rabbit como prota principal. Se libra de que sea un dibu porque a veces de exasperante se pasa. Un conejo histriónico y estrambótico, donde no le cabe ni un ápice de maldad y su único fin es buscar la risa. Con la fortuna de estar casado con Jessica Rabbit, la cual traspasa con su melena y vestido rojo los límites de un simple dibujo hacia la categoría de icono cinéfilo. El primero metido en un embrollo por el que le acusan de un asesinato, y la segunda algo pintará…Y en medio a Bob Hoskins como detective intentando esclarecer el tema con la poquita gracia que le hacen los dibus y aguantando al brasas de Roger Rabbit.

En una película llena de dibujos animados es normal que te encuentres con guiños y chistes propios de cada dibujo animado, pero si rascas un poco, te topas con una película de cine negro. Si tienes fresquita ‘Chinatown’ no te costará ver los paralelismos y algún que otro easter egg. Más allá de esas idas y venidas detectivescas, esas gotitas sobre el alcohilismo, sexualismos en un fondo también propio de intereses ocultos personificados en el papel de “Juez” de Christopher Lloyd. Y por qué no, incluso podrías ver una crítica al racismo como muy bien apunta Arturo en el programa. Y si me paro a pensarlo, me cuesta recordar a ningún actor negro en la peli…pero sí dibus que harían sus “papeles”.

Que no te echen para atrás los dibus, porque es una película completa con un guió cojonudo. Donde los peques se reirán y de mayores comprenderán de mejor manera por qué es una gran película. ‘Quién engañó a Roger Rabbit’ entra en el saco de aquellas que vistas con tiempo cambia la percepción de la misma, sobre todo si la primera vez es en la infancia. Eso no quita que te la puedas disfrutar a día de hoy y entres en ese mundo de locura que los dibus bañan a ese Los Ángeles de mitad de siglo XX. Como el resto de Cinemascopazos, ‘Quien engañó a Roger Rabbit’ es otro fijo que harías mal si dejaras la oportunidad de verla.

Con pelis así, y ya no es porque sea un poco gratis, los de Cinemascopazo llenan nuevamente el cine de el Palacio de la prensa en Callao. Y de la misma manera @MarcosMass consigue que toda esa gente se despolle con su sinópsis de un minuto cantada. Y es que hay que ser muy “torero” para ponerse delante de 200 personas y conseguir que todos acaben con la sonrisa en la cara.

Lógicamente, después de videarla lo que debes hacer es ponerte el Cinemascopazo #10. Porque Juan y Arturo siempre te sacan esos datitos de friki con los que flipas, sea el número de frames de la peli o el libro de donde se basa, etc. Para comentar la peli, nadie mejor que alguien que pusiera una de las voces en el doblaje español a uno de los personajes (te lo tendrás que ver si quieres saber cuál). También es más conocido por ponerle voz a Dudo, el de los Fraggel Rock con la camisa hawaiana, o a Eric Draven en el ‘El cuervo’. Aunque vaya de señor mayor, José Luis Gil (@joseluisgilsanz) presenta todavía la frescura para debatir opiniones con el otro señor mayor y con Juan (y eso que tiene el valor de presentarse con un polito negro). Meterse en la sala 0 con ellos es meterse en la película escudriñando lo que sería la cara B de ‘Quien engañó a Roger Rabbit’. Te recomiendo que lo veas si quieres el mejor complemento de la peli.

¿Aquí acaba Cinemascopazo? pues…¡no!, o al menos sólo por esta temporada. Gracias a toda la gente que ha ido disfrutando estas diez semanas de la fiesta del cine, compartiendo con mensajes, fotos y los videos, los de #CocaColaMix han visto que esto rinde y han puesto sobre la mesa otras 15 pelis más. Es decir, de septiembre a diciembre tendréis 15 nuevas oportunidades para asistir a Cinemascopazo y disfrutar este imposible hecho realidad por parte de Juan, Arturo, José Orive (@JoseVDrake) y todo el equipazo que tienen detrás. Hasta entonces…aprovecha y ponte al día con todas las ediciones que el 14 de septiembre, ¡Cinemascopazo volverá!