Crear cuenta


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Corre el año de nuestro señor de 1715 un grupo de soldados a caballo atraviesan un campo yermo en la frontera de Hungría y a la cabeza de esta pequeña unidad va un capitán de origen Valenciano conocido como el Conde Cabrera. Se le ha asignado una misión, una plaga asola las tierras baldías de un condado y el tiene que descubrir y si es posible eliminar el origen de esa plaga. Una epidemia de los que en Rumanía llaman Strigoi y nosotros conocemos como Vampiros.

La historia que os he empezado a contar seria la constancia escrita de que existió una cazador de vampiros y tal vez sea del primero que se tenga noticias. Estos hechos comenzaría unos años antes a principio de 1710 cuando la guerra de sucesión asolaría España y donde el bando austracista iría perdiendo las batallas que al final les llevaría a la derrota definitiva. 

Así nuestro hombre llamado Juan Gil Cabrera y Perellos seria partidario del bando austracista y en el alcanzaría el grado de capitán. Al acabar la guerra algunas unidades de ese ejercito serian llevados a Austria y de allí y debido a su capacidad bélica el rey Austriaco los empleo en su guerra contra en el imperio Turco. Estas tropas consideradas de élite se posicionaron el la frontera Húngara y allí seria donde empezaría nuestra historia. Los hechos estarían en lo que ahora seria la popular zona de la Transilvania Rumana de nuestros días, en esos momentos estas eran tierras de frontera entre los Imperios Austriaco y Turco asoladas por la guerra y el hambre, pero es otra plaga la que sufren sus habitantes. 

Todo empezó cuando muchos de esos pueblos empezaron a mandar misivas al general encargado del mantenimiento de la paz en esa inestable zona. Debieron de ser muy insistentes por que al final el general mando a una unidad de granaderos comandado por el Conde Cabrera. En esta época las unidades de granaderos eran considerados como una unidad de élite y suponemos que con ese envió el general esperaba calmar a los pueblos y hacer que esas habladurías sobre vampiros desaparecieran pero lo que sucedió nada tenia que ver con lo que quería el general.

El Conde Cabrera empieza su investigación pueblo por pueblo y así va descubriendo que las historias de los vampiros para estos pobladores son muy reales y le explicaran casos que hará que al veterano soldado se le hiele la sangre.

Le contaran la historia de un soldado que estaba hospedado en la casa de un habitante de un pueblo muy cerca de la frontera. Este soldado cuenta que una noche estando todos sentados para la cena alguien pico a la puerta y cuando el padre de la familia a abrió a puerta su cara se contrajo en un rictus de horror. Dejo entrar a la persona y le cedió su puesto en la mesa. Nadie comento nada y durante la cena reino el silencio. El soldado fue mirando las caras de la familia y pudo ver en ellas el miedo reflejado, en todas menos en las del extraño invitado. A la mañana siguiente el hombre de la casa no despertó y entonces entre lagrimas la familia le contó que aquel extraño personaje era un familiar muerto hace años y que había vuelto como vampiro para llevarse al hombre de la casa.

Al comentarle esta historia el Conde junto con un cirujano y un notario fueron hasta el pueblo y interrogaron a todos los habitantes de la casa. Llegando a la conclusión que la familia no mentía y decidió actuar como los habitantes le decían que era la forma correcta de hacer desaparecer a este vampiro. Así acompañado de algunos hombres y su cirujano fue hasta el cementerio donde encontró la tumba del familiar fallecido y al abrir su ataúd el cadáver estaba como el de un fallecido recientemente y la sangre de su cadáver estaría como si el personaje estuviera vivo. Entonces siguiendo las recomendaciones de los pobladores se corto la cabeza del sospechoso y volvieron a enterrar el cuerpo.

 

Después de eso al Conde le comenzaron a llegar noticias de muchos pueblos con problemas similares, pero hagamos un paréntesis y expliquemos que es un Strigoi un vampiro para las gentes de esos pueblos.

 

Estos seres serian la almas de los muertos que saldrían de sus tumbas para aterrar a los vivos. La palabra derivaría del vocablo striga del rumano antiguo que significaría chillar. Abría diferentes seres que podrían ser llamados así: las Strigoi viu serian las brujas vampiro que atacarían a los niños en sus habitaciones y le chuparían la fuerza vital que es la sangre. Estos seres tendrían equivalentes en todos los países europeos pero nunca estarían tan arraigados como en Transilvania.

 

Pero volvamos a nuestro personaje y sus no-muertos, las noticias que le llegaron de otro pueblo hablaban de dos casos mas. Los de otra persona muerta hacia ya casi 30 años y que había visitado su casa tres veces durante la hora de la comida chupando la sangre de su hermano su hijo y la ultima vez de un criado de la familia. A este Strigoi los hombres del Conde lo desenterraron y comprobaron que tenia unos síntomas parecidos a los del primer caso. Paro proceder a su eliminación volvieron a seguir los consejos de los lugareños y esta vez le atravesaron la cabeza con una llave y lo retornaron a su tumba esperando que no volviera mas. El ultimo no-muerto del que tenemos noticias que tubo que hacerse cargo nuestro Conde, seria una alma errante que llevaría muerta diecisiete años y habría sido el verdugo de dos de sus hijos. Para devolverle al reino de los difuntos el Conde volvió a ser aconsejado y esta vez fue el fuego el que purifico a esta alma mortificada haciendo que volviera al Hades.

 

Después de eso el conde fue llamado por el mismísimo Emperador para que explicara sus aventuras y si la plaga que asolaba esas tierras era real. No sabemos que explico exactamente nuestro personaje pero si sabemos que fueron enviados equipos de cirujanos y soldados imperiales para investigar.

 Aquí nuestro Conde Cabrera se diluye en las brumas de la historia y de el no sabemos nada mas, pero si estas historia son verdad el seria el primer caza vampiros del que quede constancia escrita.

Una Respuesta

Hacer Comentario