Crear cuenta


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

¡Feliz Día de Tu muerte! Repetía la gente entre risas en la fila para comprar las entradas. Al ver la sala llena y una avalancha de buenas críticas, algo tenía que marchar bien con esta nueva apuesta de “Blumhouse”.

La trama es la siguiente:

“Una estudiante universitaria (Jessica Rothe) reconstruye el día de su asesinato reviviendo tanto los detalles cotidianos como su aterrador final hasta intentar descubrir la identidad de su asesino.”

Lo que podría sonar como una copia barata de “El día de la marmota” con Bill Murray, ofrece mucho más, alejándose de ser un remake. Con un inicio entretenido desde los títulos nos preparamos a recibir, o celebrar este día cíclico de muerte.

Los personajes, ambientación y paranoia en búsqueda de culpables nos recordarán a los Slashers de los años 90 (Scream, Se lo que hiciste el verano pasado, etc.) dejando un buen sabor de boca.

La película no es pretenciosa en ningún momento, trayéndonos personajes tópicos, al más despreciable, al más inocente, mostrándonos las reglas de las fraternidades y las tonterías que suelen hacer los jóvenes.

Las muertes de la protagonista resultan simples pero a la vez dinámicas, no dan lugar al aburrimiento. Son poco sangrientas y lejos del gore, centrándose más en la carrera por sobrevivir y dejar de repetir el día.

Tiene también sus momentos de sentimentalismo y mensaje moraleja final, este es, el de redimirse, cambiar y ser mejor persona. De esto se da cuenta nuestra protagonista al hacer un recuento de sus enemigos y por qué los tiene.

Las escenas día a día son interesantes y divertidas, teniendo además giro final sobre el asesino (guiño a Scream) y una evolución del personaje despreciable hasta convertirse en heroína.

Recomendable para aquellos fans de los slashers de los 90 y quienes quieran pasar un buen rato.

Una película que da un aire fresco e imaginativo a lo que solemos ver en el cine de terror en esta época.

Entretenimiento sin pretensiones asegurado!