Crear cuenta


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La Torre Oscura’ no es el desastre que se decía. Es una película correcta pero que deja con la sensación de haber visto un episodio piloto.

Debo aclarar también, que esta será una crítica SOLO de la película, ya que de la obra de Stephen King conozco poco, por lo cual no puedo decir si ha sido una buena adaptación, aunque la película ha logrado despertar interés en conocer más sobre este mundo.

SPOILERS A PARTIR DE AQUÍ

Comenzamos con la historia y los sueños obsesivos que tiene muy a menudo nuestro joven protagonista, quien da, por cierto una sólida interpretación, entre sus dramas familiares y la duda de si aquel mundo con el que sueña existe de verdad.

Tras este breve planteamiento, se nos mete de lleno en aquel mundo soñado. Desde aquí se nos explica quienes son los personajes de sus sueños, quien es “El hombre de Negro”, quien es “El pistolero” y comenzará la carrera contrarreloj de nuestro protagonista junto al pistolero para evitar la colisión de todos los mundos.

Jake (Tom Taylor) in Columbia Pictures’ THE DARK TOWER.

Aunque este mundo está bien planteado, se nos intenta situar acerca de lo que pasó. Porqué la desesperanza que ronda el lugar y el peligro que acecha en cada esquina. Esto se ve de manera superficial y un poco apresurada, sustentado por algunas pocas escenas y los diálogos explicativos de nuestros protagonistas. Aun así, la historia central y las bases de los personajes llegan a comprenderse, lejos de lo que las críticas decían, que había que conocer la obra para comprender de que trataba. Es cierto que este es un mundo con mucho que contar, con personajes con un pasado complejo, con reglas y matices, de los cuales se nos da una pincelada para poder contar esta historia con un cierre, pero que deja con ganas de saber mucho más.

Los protagonistas Idris elba y Matthew McConaughey logran dar vida a sus personajes, aunque la interpretación de Idris Elba resulta más humana y compleja, y la de McConaughey algo más pintoresca que malvada. La pelea final entre ambos es bastante corta y simple, a juego con la rapidez con la que suceden las acciones durante todo el film.

Hay varias cosas que quedan un tanto inconclusas, pero la película termina con un guiño a continuar. Está próxima una adaptación a modo de serie, en la cual también aparecerá Idris Elba. Esperemos que esta tenga más profundidad, pero el mismo entretenimiento que la película.

A pesar de algunos pequeños guiños, a la película le faltó impregnarse mucho más de esa atmósfera ya conocida de las adaptaciones de las obras de Stephen King.

¿Y por qué es una película que termina bien? Porque el joven protagonista decide dejar su mundo e ir al otro, con el cual soñaba. Cosa que en casi todas la películas nunca sucede y deciden quedarse, por alguna extraña razón,  en el mundo real.

En fin, a darle una oportunidad y a esperar que la serie complete lo que esta obra puede entregar.