Crear cuenta


Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Superándose una vez más, @Cinemascopazo y su pertinente empeño de traer todo el cine al público en general, se ha ataviado para la ocasión. Se ha enganchado la capa, y en un descuido (o no) se ha puesto los gayumbos rojos de nochevieja por encima (rojos color #CocaColaMix). Y aunque parezca que venga de otro planeta, se ha convertido casi en una necesidad de cada jueves como respuesta de los que aclaman un contenido de altura. Porque una vez que @ArturoGCampos y @JuanGomezJurado decidieron despegar con este proyecto, Cinemascopazo no ha hecho otra cosa que coger más y más altura para dar cobijo a todos aquellos que buscaran su silueta. Porque no importa de qué color seas, tampoco importa de qué género cinéfilo seas más afín, ya que por “a”, por “b”, o incluso por “S”, siempre se saca algo positivo. Siendo como uno de los símbolos más reconocidos y admirados, la S de: ‘Superman’.

Richard Donner fue el artífice de la criatura que vió la luz a finales de los 70. Creció con la cara de Christopher Reeve y con la música del maestro Williams. Con la herencia de Marlon Brando y el contrapunto de Gene Hackman para acabar prendado de Margot Kidder. Así ha aguantado hasta la fecha como el más que posible mejor Superman hasta la fecha. La película hace un barrido en la vida de Kal-El desde que era un bebé en su Krypton natal, estar adoptado en Smallville, estar becado por el Daily Planet en su estancia encubierta en Metrópolis como Clark Kent para hacerle ojitos a Lois Lane, y tener finalmente su primer enfrentamiento con Lex Luthor para acabar pasado de vueltas.

A ver, no os voy a engañar, hay cosas que han envejecido regular. Eran los inicios de los efectos especiales y el “verde” todavía era cantoso. Los vuelos que se marca Superman especialmente cuando se lleva a Lois de tour, te hacen recordar que la peli está cerca de cumplir 40 años. Pero en su día, bien que esos efectos se merecieron un premio especial de la academia. Por ello, tal vez lo que más rechine no es tanto lo anticuados que se hayan quedado, sino que se pasaron un poco por el forro los límites de la coherencia, por mucho Superman que fuese. Que Superman vuele no significa que la gravedad no exista para el resto de cosas. Y si eres astrofísico, los datos de tiempo y distancia en número de galaxias parecen ser de otro universo. Especialmente en un final que no consigue estropear la película, pero casi. Que por mucha vuelta que le puedas dar, ni dándole hacia atrás para verlo de nuevo, te dejará de chirriar el final.

Pero quitando esas pequeñas desvaneciencias, ‘Superman’ es una muy buena película en la que Christopher Reeve, que sudó para que se decantaran por él, se convirtió literalemente en la figura del hombre de acero por mucho Cavill que haya, o el otro aquel que hasta cuesta recordar. Y aunque él cobrase bastante poco, siempre admitió que la S, le abrió muchas puertas. A pesar de que se convertió en la película más cara de la historia, los trozos grandes del pastel se lo llevaron otros. Bien hubo que pagar por la solemnidad que reina en Krypton de la mano de Brandon. Que con el pastizal que se llevó por aparecer, y pasar del guión para hacer lo suyo de hacer lo que le salía en gana para comerse la peli, tuvieron que dejar un Krypton muy limpito de cosas encajando a la perfección en el rollito de especie superior y con cierto tono a cómic. El otro “bocao” lo dio Hackman, que sin un pelo de tonto, hablando de manera literal y figurada, se convierte en un Lex Luthor insuperado aún.

Hasta que Arturo en el programa no lo comentó, no caí en una verdad. Puedes dividir perfectamente la película en “otras” según la situación: Krypton, Smallville, Metrópolis, etc. De esta manera, acompañas en la construcción de la figura de Superman con el propio personaje para que cuando llega el final, también a ti te gana. Se desprende del papel cierta propaganda positiva, una idealización de la rectitud. Eso sí, ponle detrás una bandera americana ondeando y que quede bien constancia de esas virtudes son propiedades exclusivas de EEUU y que si se pudieran dar en el resto del mundo sería totalmente casualidad o secundario. En las nuevas versiones que se han hecho y puedo que por ello pierda cierta esencia, sí se ha intentado universializar al del flequillito.

Pero claro, este persona con tanto superpoder deja muchas dudas.La cantidad de facultades que posee, puede abarcar una infinitud de posibilidades. Y nadie mejor que te las resuma en un minuto que @MarcosMass escudriñando en esos interrogantes que la película no te resulve. Lo que no deja margen de duda, es que dice verdades como puños con las que si no te acabas riendo es por tu carencia de alma.

Un personaje sacado del mundo del cómic, ¿quién mejor para traerse a Cinemascopazo, que un tío que ha hecho portadas para DC ilustrando a Superman? Ahí entra uno de los dibujantes de cómic español más internacionales, Carlos Pacheco (@Cpachecoficial). Os dejo la entrada que tiene en la wiki, porque es flipante la “pechá” de personajes que ha dibujado, menos mal que iba para biológo.

Si no tienes idea del cómic, no te preocupes porque Juan te coloca en situación de comprender al creador del personaje, Jerry Siegel. De vivencias y de los primeros atisbos de personajes se sacó a la capa roja en un momento donde no existían superhéroes. Por supuesto no se quedan sólo en la parte que concierne a las grapas y también se meten en lo cinéfilo. En como se quiso imprimir de verosimilitud a pesar del año que era (y de lo tiquismiquis que me pueda poner). Sin olvidar que mucha culpa de la emotividad que se desprende es debida a la música de Williams (cómo no). No se olvidarán del helicóptero ni de lo el final que tenía pensando Donner y dónde lo tuvo que meter. Y de cómo lo borda Reeve alcanzando el tope de la credibilidad, que dentro de la chorrada de lo de las gafas, claramente divide la personalidad de Superman. Incluso te parece que cuando es Clark se ha quedado encojido. Superman fue la primera película seria que abrío la veda del cine de superhéroes y nada mejor que un superprograma como Cinemascopazo para que te agarre y sobrevolar este personaje. Si estabas reticente por las recientes adaptaciones, ellos te convencerán para que vayas al origen del mito, al origen de la “S”.